Descubre el día a día de los que hacen posible #CadaEstrellaQueHacemos

20 de marzo

Plantación de lúpulo

Nuevos rizomas para seguir creciendo

9.21 h — Aunque la primavera ya esté aquí, en nuestra plantación no se nota demasiado por efecto de su particular microclima, ese tan propicio para el crecimiento del lúpulo. Estos días en los campos se vive un momento especial: toca plantar nuevos rizomas para ampliar la plantación. El primer paso es marcar en el suelo la distancia entre planta y planta, y hacer un agujero de unos 30 centímetros de profundidad. Entonces, los agricultores entierran los rizomas uno a uno y añaden compost. A partir de aquí, el proceso es muy rápido: según asegura C. Abella, ingeniero agrónomo al cargo de estos campos, “en unos 7 días comenzaremos a ver los primeros brotes”. Y cuando la primavera esté bien avanzada, toda la zona estará teñida de verde lúpulo.

"En unos 7 días comenzaremos a ver los primeros brotes"

C. Abella

marzo
marzo
marzo
marzo
marzo

Fábrica

Hora de repartir nuestra Estrella

11.35 h — Un camión entra en la zona logística de la fábrica Damm, algo del todo habitual, pues este lugar es un constante ir y venir de vehículos. Según O. Viladomiu, jefe de logística, “de aquí salen cargados cada día entre 100 y 120 camiones”. No es para menos: hay que abastecer la gran demanda de nuestra cerveza, usando tanto camiones como contenedores marítimos. Por eso mismo, el trabajo aquí debe ser lo más ágil posible: los remolques se conectan con la plataforma para establecer una comunicación que inicia el proceso automático de carga con total seguridad. En solo tres minutos, el camión está cargado y listo para salir hacia la ZAL, desde donde se redistribuye entre los distintos clientes. Un buen ejemplo de cómo nos gusta hacer las cosas: combinando una optimización máxima de cada tarea con la irreemplazable supervisión de nuestros especialistas.

"De aquí salen cargados cada día entre 100 y 120 camiones"

O. Viladomiu

marzo
marzo
marzo
marzo

Maltería 

Un día de remojo antes de germinar

13.12 h — La sala de remojo es el primer destino de la cebada, tras seleccionarla y limpiarla y antes de que entre en las cajas de germinación, secado y tostado. Es lógico: si no fuera por las 24 horas que pasan los granos en estas tinas, la germinación no sería posible. “Marcamos diferentes fases de remojo durante todo un día, llenando, vaciando y haciendo girar la mezcla a distintas velocidades”, comenta T. Ramo, director de la maltería, mientras nos muestra la mezcla de cebada y agua que gira y gira en una de las tinas. “Así conseguimos que el grano pase de un 11% de humedad a un 40%, para que germine más rápidamente”. En nuestra maltería hay un total de 8 tinas que se llenan cada día con agua a una temperatura fija de 15º durante todo el año.

"Hacemos que la cebada pase de un 11% a un 40% de humedad para que germine"

T. Ramo

marzo
marzo
marzo
marzo
Descubre más sobre #CadaEstrellaQueHacemos en las otras ediciones de "El día a día"