Descubre el día a día de los que hacen posible #CadaEstrellaQueHacemos

27 de junio

Campos de cebada

La cosecha llega tarde, pero llega bien

06.26 h — El campo es impredecible. Tanto, al menos, como el tiempo. Y como esta ha sido una primavera especialmente fría y, sobre todo, lluviosa, esto ha tenido su efecto en los campos de cebada. “La cosecha llega un par de semanas tarde”, comenta B. Seuma, con el ruido de las cosechadoras de fondo. “La culpa ha sido de las lluvias, que han tumbado las espigas y han retrasado el proceso, aunque la cosecha finalmente ha sido buena”, nos explica Seuma, que lleva toda la vida dedicado al campo. La velocidad de la cosecha es considerable: en solo una hora y tres cuartos se llena un camión de 28 toneladas. Aun así, hay tanto volumen que se espera seguir recogiendo cebada en esta zona hasta finales de julio, dando prioridad a los campos más maduros y dejando más tiempo a los que aún no han llegado a su punto ideal.

“Las lluvias han tumbado las espigas y han retrasado el proceso de cosecha”

B. Seuma

Ordi
Ordi

Fábrica Damm

El proceso de llenado: una cuestión de equilibrio

09.21 h — La cerveza es un producto que exige especial delicadeza en la elaboración, sobre todo si lo que quieres es mantener una alta calidad. Es nuestro caso, y por eso tenemos mucho cuidado en todas las partes del proceso, vigilando posibles amenazas como la luz, la temperatura o el movimiento. Uno de los puntos más importantes en este sentido es el llenado. “No es fácil, porque la entrada de la cerveza en la botella debe ser lenta para respetar al 100% el producto”, comenta D. Sancho, jefe de envasado de Damm. “Por eso utilizamos un sistema complejo que desliza la cerveza por los laterales de la botella”, explica, “y además lo hacemos a baja temperatura, entre 2 y 4 grados, para mantener intactas sus cualidades organolépticas”. Hacerlo bien en el proceso de llenado es, pues, como tantas cosas en la vida: una cuestión de equilibrio.

“Utilizamos un sistema de llenado complejo que desliza la cerveza por los laterales de la botella”

D. Sancho

Prat
Prat
Prat
Prat
Prat

Maltería La Moravia

La malta sale camino a la fábrica

13.25 h — Las instalaciones de La Moravia viven un constante ir y venir de camiones, tanto de carga como de descarga. Así es nuestra maltería: una zona de paso breve, pero clave para nuestra principal materia prima, que llega en forma de cebada y, pasados siete días, sale convertida en malta. Ahora bien, un ojo no experimentado difícilmente puede ver la diferencia observando los granos. Hacen falta muchos años de contacto con el mundo de la malta para darse cuenta, años como los que arrastra T. Ramo, director de la maltería. “Cada día salen de aquí unos 17 camiones de malta hacia la fábrica Damm”, nos asegura mientras vemos cómo una manga carga el próximo camión. “Hay que bajar mucho la manga para evitar generar demasiada polvareda”, nos explica. Cada uno de estos camiones carga 26 toneladas de malta con un destino muy claro: convertirse algún día en Estrella Damm.

“Cada día salen de aquí unos 17 camiones de malta hacia la fábrica Damm”

T. Ramo

Malteria
Malteria
Maltería
Maltería
Malteria
Descubre más sobre #CadaEstrellaQueHacemos en las otras ediciones de "El día a día"