Una guía para amar y preservar la naturaleza y cultura únicas del Mediterráneo.
flecha 1Created with Sketch.Volver

Una planta superior

FORMENTERA, ISLAS BALEARES

SITUACIÓN CRÍTICA

“Si perdemos la posidonia, la costa en lugares como Baleares no volverá a ser tal y como la conocemos”

Manu San Félix, Explorador de National Geographic

Hace 27 años, en octubre de 1992, Manu San Félix realizó su primera inmersión en el Mediterráneo. Sucedió en lo que actualmente conocemos como el Parque Natural de Ses Salines, en Ibiza y Formentera. Desde aquel momento, algo cambió en la vida de San Félix. El descubrimiento de la posidonia oceánica le provocó tal fascinación que decidió adquirir un compromiso voluntario con el Mediterráneo y trasladar su residencia a Formentera. Actualmente lidera el proyecto Posidonia Maps, una iniciativa pionera para proteger a esta planta superior capaz de dibujar un paisaje único en el mundo.

ESPECIE INGENIERO

Las praderas de posidonia son capaces de crear grandes arrecifes, de hasta 8 metros de altura, que frenan el oleaje, protegen la costa y permiten la sedimentación de la arena. Lo tiene claro Manu San Félix: “Se trata de una especie que desencadena un proceso ecológico, tanto dentro como fuera del mar, que dibuja el hábitat y el ecosistema mediterráneo tal y como lo conocemos hoy en día”. Por este motivo, recibe el calificativo de especie ingeniero y fue declarada, en 1999, patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

RESERVA DE BIODIVERSIDAD

Las praderas de posidonia constituyen el hogar de multitud de seres vivos y son un buen indicador de la calidad ambiental existente. Y es que esta especie secuestra cantidades ingentes de carbono, oxigena el ecosistema marino y contribuye de manera fundamental a la limpieza y pureza de nuestras aguas, tal y como explica San Félix: “El agua turquesa casi transparente que encontramos en algunas zonas del Mediterráneo es agua con denominación de origen posidonia oceánica”.

UNA APP PARA SALVAR A UNA ESPECIE

En los últimos años hemos perdido el 30% de la cobertura de posidonia en el Mediterráneo debido al vertido de aguas poco depuradas o sin depurar, las grandes obras litorales y al fondeo de embarcaciones en lugares de alta presión turística como Formentera. El boom del turismo náutico y la acción mecánica de las anclas han provocado, recientemente, pérdidas de hasta un 44% de las praderas de posidonia en lugares como la isla de Espalmador. Por este motivo, la aplicación móvil Posidonia Maps pone a disposición de todos los navegantes la información necesaria para saber si están o no sobre posidonia antes de fondear en la isla de Formentera. El reto es seguir creciendo, asegura Manu: “Muy pronto incorporaremos información de Mallorca y también de algunas playas y bahías de Ibiza”.

TRABAJO EN EQUIPO

Posidonia Maps es una aplicación colaborativa en la que todos los usuarios pueden enviar informes para comunicar si ven un barco mal fondeado, una tortuga herida, un vertido o un peligro para la navegación, como, por ejemplo, un tronco flotando. Actualmente cuenta con más de mil descargas y, aunque el objetivo es seguir creciendo, el reto pasa por concienciar a los navegantes de la importancia que tiene utilizar esta app antes de echar el ancla para proteger la posidonia. Lo sabe bien San Félix: “Estamos a tiempo de recuperar y salvar la posidonia, pero para conseguirlo tiene que estar implicada toda la sociedad. Porque, aunque estemos en el buen camino, aún queda muchísimo por hacer”.

Paisaje Can Marroig
Descubre el proyecto en primera persona

Puede que también te guste