Descubre el día a día de los que hacen posible #CadaEstrellaQueHacemos

28 de septiembre

Plantación de lúpulo

Prades se arremanga por la cosecha

09.24h — El gran día ha llegado a Prades: comienza la cosecha de lúpulo en nuestra plantación, el punto culminante a toda una temporada de esfuerzo, contratiempos y aprendizaje. Y el ambiente es el de las grandes ocasiones: como hacen falta muchas manos para agilizar el trabajo, medio pueblo se suma para aportar su granito de arena. “La idea es evitar que la planta esté en espera una vez cortada, ya que el lúpulo es muy sensible al oxígeno y la luz”, comenta C. Abella, ingeniero a cargo de la plantación. Después de pelar y separar los conos de las hojas, el lúpulo está a un 75%-80% de humedad, así que es necesario deshidratarlo hasta dejarlo al 10%. Este sería el último paso antes de envasarlo al vacío y enviarlo a peletizar, es decir, darle el formato de pequeños cilindros con el que llegará finalmente a la fábrica. “Este año se prevé que la cosecha alcance los 700 o 800 kilos de flor seca de nugget, todo un éxito teniendo en cuenta el estrés hídrico que ha sufrido con las olas de calor del verano”, explica Abella, que espera multiplicar por 3 o por 4 la producción el año que viene, aprovechando la madurez de las plantas y el aprendizaje conseguido durante esta intensa temporada.


“Se prevé que la cosecha alcance los 700 o 800 kilos de flor seca de nugget” 

C. Abella

Lúpulo
Lúpulo
Lúpulo
Lúpulo
Lúpulo

Fábrica Damm

Cuestión de olfato y paladar

11.35h — Una sala, 14 personas y 82 vasos de cerveza. No, no se trata de ninguna fiesta, sino de una de las sesiones de degustación que tienen lugar cada día en nuestra fábrica. Aquí se reúne lo que conocemos como panel, es decir, un grupo de hasta 22 personas especialmente formadas y entrenadas para identificar aromas y sabores con gran precisión. “Estas sesiones son una herramienta muy potente —asegura M. Sanz, responsable de análisis sensorial de Damm—, porque te permiten evaluar el perfil de una cerveza y detectar anomalías mucho más rápidamente que cualquier analítica en laboratorio”. Por eso siguen viniendo día a día los miembros del panel, todos ellos trabajadores de Damm que voluntariamente forman parte del panel, entrenados pero también seleccionados en función de su aptitud y capacidad. “Al fin y al cabo —apunta Sanz—, identificar aromas y sabores varía para cada persona según su sensibilidad y vivencias: a cada uno le puede recordar a su infancia, sus vacaciones… en la degustación hay una parte técnica, pero también una importante parte emocional.

“El análisis sensorial es una herramienta muy potente porque te permite evaluar el perfil de una cerveza y detectar anomalías”

M. Sanz

Cata
Cata
Cata
Cata
Descubre más sobre #CadaEstrellaQueHacemos en las otras ediciones de "El día a día"